No pensaba que eso iba a suceder, ya que le dio con la mano abierta

Compartan la noticias en tu Facebook

Julio Ángel Díaz Guzmán fue enviado a la cárcel de Najayo por tres meses de prisión preventiva.

El exsargento de la Policía que ultimó a su expareja de un puñetazo en la cara el pasado sábado dijo que no pensó lo que iba suceder, ya que le dio con la mano abierta a Paola Gisselle Rojas Santana, y llamó al Sistema de Emergencias 911.

“Lamento por la familia de la joven y por usted (imputado), por lo que le tocará pasar a partir de este momento”, dijo el juez de la Oficina de Atención Permanente del Distrito Nacional, José Alejandro Vargas, al dictar la medida de coerción al imputado.

De acuerdo con las investigaciones del Ministerio Público, la joven Paola Gisselle Rojas Santana se encontraba compartiendo con unos amigos en una plaza comercial que está frente al Club de los Legisladores en el Ensanche Isabelita, en Santo Domingo Este, cuando el sargento comenzó a preguntarle insistentemente que dónde ella se encontraba.

Las autoridades dicen que entre el agresor y la víctima hubo una discusión, y que una amiga en común trató de intervenir para que el policía devolviera el celular, sin embargo en ese encuentro se produjo la tragedia.

Cuando la joven se presentó en busca del celular, encontró que el imputado lo había roto. Ella le reclamó y entonces el imputado la agredió con un puñetazo que le causó la muerte.