Es muy difícil para mi negro, tener que despedirte

Compartan la noticias en tu Facebook

Esposa de Yoskar llora desconsolada “Mi amor, te amo, es muy difícil para mi negro, tener que despedirte, mi amor”.

Entre lágrimas y al ritmo de algunos de éxitos musicales los familiares y amigos del bachatero Yoskar Sarante, quien falleció el pasado 28 de enero a causa de una fibrosis pulmonar, le dieron el último adiós.

Desconsolada y recibiendo el apoyo de sus familiares, Clarissa Paulino, esposa del artista, con quien procreó de tres hijos, exclamaba a Dios para que la despertara de este momento de dolor.

El cuerpo del bachatero fue velado desde 6:00 de la tarde del martes en la capilla Las Orquídeas del Cementerio Jardín Memorial, donde llegó procedente de Orlando, Florida.

Al sepelio asistieron sus colegas artistas en solidaridad a la pérdida lamentable, entre estos Kiko Rodríguez, Cheché Abreu, José Manuel Calderón, Fernando Villalona, Julián Oro Duro, Luis Segura y Kinito Méndez.

Horas antes al suceso, su hijo Darling Sarante, había informado a través de las redes sociales que su padre se encontraba en una situación delicada de salud y pidió a sus seguidores que oraran por la salud del mismo.

Sarante, quien nació el 2 de enero de 1970, falleció a la edad de 49 años. Este era considerado como uno los cantantes más populares de la bachata en el país, por su larga trayectoria y la cantidad de éxitos musicales realizados.